domingo, 29 de abril de 2018

Sara Casasnovas, en el reparto de la última película de Isabel Coixet



Nos invade una emoción muy bonita cada vez que nos llega la noticia de un nuevo proyecto en la carrera de Sara. Es un ritual que nos encanta ese de imaginar, tras apenas escuetos datos que conforman nuestro breve acercamiento a futuros trabajos, qué es lo que latirá tras aquello que aún desconocemos. A veces nos llega tan sólo un nombre, algún compañero con el que Sara compartirá momentos de rodaje, alguna tímida aproximación al argumento... pero a partir de aquí nuestra imaginación ya hace su trabajo. Son las ganas inmensas de sentir la verdad de un nuevo personaje el que nos lleva, de manera inevitable, a tratar de encajar las piezas, normalmente insuficientes, con las que contamos para componer el puzle. Hablaríamos largo y tendido sobre este momento de conjeturas y mucha ilusión que normalmente se prolonga bastante en el tiempo. Queremos comenzar este post compartiendo la emoción que encierran los momentos que preceden a la historia que se sucede sobre las tablas de un teatro, a la que acontece en una sala de cine... porque así de felices nos sentimos al tratar de dibujar en nuestra mente a Ana, el personaje al que en los próximos días Sara Casasnovas le prestará su latido.

La directora, Isabel Coixet.

Es particularmente especial la emoción que le va unida a la noticia porque se trata de un largometraje, el de este último proyecto al que nos referimos, dirigido por la cineasta Isabel Coixet. La bien conocida trayectoria de esta directora no hace sino sumar ganas a las ansias iniciales de zambullirnos de lleno en la historia. De momento, sabemos que Coixet llevará con este trabajo la historia real de Elisa y Marcela a los cines: dos mujeres que lograron contraer matrimonio en la España de 1901. Una historia sin duda valiente que estará protagonizada por las actrices Natalia de Molina (Elisa) y Greta Fernández (Marcela) y en la que Sara Casasnovas dará vida a Ana, la hija que Marcela tuvo fruto de otra relación. A través de la inquietud por conocer la historia de su madre, el personaje de Ana arrancará la trama y con ella viajaremos al pasado que irá destapando algunos de los interrogantes que en el presente Ana se formula. Maravillosa travesía. 

El reparto lo completan María Pujalte, Tamar Novas, Roberto Leal y Lluís Homar, y sabemos que se iniciará el rodaje en el ya casi entrado mes de mayo. Más de la mitad de este rodaje tendrá lugar en Galicia entre cuyas localizaciones figuran Dumbría, A Coruña, Pontevedra y Santiago. 
¡Y nosotrxs estaremos al día de todas las novedades para poder compartirlas cuanto antes en nuestras redes! 

miércoles, 11 de abril de 2018

| A xustiza pola man | Nuevo trabajo de SARA CASASNOVAS

Un laberinto de fantasmas y ausencias... un estallido de palabras. La poesía como arma arrojadiza. 

Rosalía de Castro a través del alma y la mirada de Sara Casasnovas. Acercarnos a la figura de esta escritora gallega que fue conocida universalmente es una invitación al descubrimiento, asomarnos a un campo repleto de naturaleza viva, un canto bello pese a la honda tristeza que envolvía el andar de esta autora, precursora de la poesía española moderna y del existencialismo. Su figura es inspiración y sus obras, colmadas del profundo sentir de la mujer fuerte que fue, son la herencia valiosísima que dejó tras su partida. Un regalo que nos permite seguir desnudando los versos y encontrando en ellos caminos a los que asomarnos con la convicción de aprendernos en su transitar. Y ciertamente encontramos en la obra de Rosalía mucho de lo que habita en la de Sara; la misma pasión, ese torbellino de sensaciones desgarrado que hace que la persona que recibe desde el otro lado no se limite a asistir con inacción sino que se vea envuelta en una historia que de repente le atrapa desde dentro, habitando cada poro.

La poesía de Rosalía de Castro es protagonista en el último trabajo de Sara Casasnovas como directora, un homenaje rendido que lleva a la palabra de esta autora universal a explorar otros límites. La venganza de esta mujer que, después de pedir en vano justicia, decide tomársela por sí misma;  así se configura"A xustiza pola man", que une en esta ocasión la desgarradora sensibilidad de Rosalía con el mirar preciso de Sara. Una combinación que merece, como poco, los recientes éxitos cosechados que, pese a su corta vida, ya son una realidad. Y es que "A xustiza pola man" ha resultado ser título finalista, de entre tantos propuestos, en todas las categorías del festival Notodofilmfest: Premio del Público El País, Premio El Corte Inglés al Mejor Personaje Femenino, Premio Fundación Repsol Rompiendo Barreras, Premio Temporada Alta: Cine y escena y Premio TVE Cámara abierta 2.0.

Y cómo no, nos despedimos dejándoos con el cortometraje y deseando que disfrutéis de "A xustiza pola man". Si es así, ¡hagamos que llegue a muchos más sitios! Basta con compartir :).


A xustiza pola man from sara casasnovas on Vimeo.

lunes, 26 de marzo de 2018

"Ayer o anteayer", a Sección Oficial en el Festival de Lanzarote

"Una road movie fúnebre almeriense": así definen "Ayer o anteayer" en la página web del Festival de Cine Internacional de Lanzarote en la misma entrada donde confirman que el cortometraje dirigido por Hugo Sanz y potagonizado por Sara Casasnovas y Natalia Mateo se programa como parte de la Sección Oficial a concurso. La décimo-octava edición de este Festival tendrá lugar del 19 al 28 de abril y será el 24 el día en el que se proyectará "Ayer o anteayer", no sabemos aún si con presencia del equipo. 



Lo que sí confirmamos, ya sin género de dudas, es la presencia de este trabajo en la isla canaria, y aquello que implica: no sólo la posibilidad de premio sino -algo más importante-, la indiscutible oportunidad de vuelo de "Ayer o anteayer", que de esta manera llega a mayor cantidad de público. Esperemos ante todo que quienes tengan oportunidad de asistir a la proyección del día 24 disfruten de este trabajo, producido por KMPC. 

Y echando un vistazo al periplo de "Ayer o anteayer" nos es posible reseñar el Premio Especial Rosario Valpuesta a la categoría artística que le fue concedido durante su paso por el Festival de Sevilla. El jurado ASECAN (Asociación de Escritores Cinematográficos de Andalucía) valoró especialmente, y así lo hicieron saber los/as componentes del mismo: "la sencilla y cuidada factura a nivel visual y estético capaz de reflexionar sobre el perdón". 


Le deseamos la misma suerte en sucesivas selecciones y, para despedir la entrada, compartimos la sinopsis de esta obra que esperamos siga su recorrido permitiendo que el público pueda regalarse este viaje que tanto promete:

Un coche fúnebre cicula por carreteras secundarias. Dos hermanas ocupan los asientos de conductor y copiloto. En la parte de atrás llevan un ataúd. La última vez que se vieron acabaron muy enfadadas tras una tremenda discusión, y ese viaje funerario servirá a las dos de catarsis aunque para cada hermana será de una forma muy distinta.

domingo, 25 de marzo de 2018

Escarabana: Premio Especial del Jurado en CFEM

Ayer concluía la séptima edición del Festival de Cine Fantástico Europeo de Murcia, que daba a conocer el palmarés ofreciendo de esta forma un broche de oro perfecto con el que dar fin a estos últimos siete días en los que Murcia se ha vestido de cine: proyecciones, sesiones de ocio inclusivo, talleres... todo con un nexo común: el cine fantástico como protagonista. En esa agenda que ofrecía un buen número de actividades, todas ellas relacionadas con el séptimo arte, había una que a nosotrxs nos causaba especial emoción: la proyección de Escarabana, la ópera prima de Sara Casasnovas, que se programaba como parte de los títulos que componían la Sección Oficial. 

Con la emoción que supone todo reconocimiento que apele al buen hacer y al trabajo cuidadoso y dedicado que implica la creación de toda obra, hoy compartimos la buena noticia: Escarabana, fruto de ese paso por el Festival de Murcia, se ha alzado con el Premio Especial del Jurado. Trasladando la enhorabuena a todo el equipo y aprovechando el presente espacio para ello, no ocultamos la ilusión y el orgullo declarado al sentir este galardón que ya se suma y que, deseamos, se traduzca en un impulso para seguir haciendo cine. Es lo importante: en cada paso fortalecer la pasión como motor y superar las dificultades que pudieran hallarse en el camino. 

¡Hoy brindamos por ese galardón y seguimos viajando con Escarabana, acompañando el deseo de no frenar nunca las ansias de transitar por la emoción!


miércoles, 28 de febrero de 2018

Entrevista para La Voz de Galicia

"Este es mi momento de lucha, renovación y surgimiento", con este titular nos ofrecen la última entrevista a Sara Casasnovas, publicada en La voz de Galicia, a la que dedicamos este post. Siempre es un honor acercarnos a nuestra actriz; sea a través de un personaje con el que descubrir nuevas realidades a golpe de vibrante emoción o bien buceando en su universo, el propio, desde el que nacen tantas otras verdades contenidas en las historias que encuentran sentido en su talento. La actriz nos habla de sus más recientes proyectos; esa Escarabana que tan alto está volando y que tanto orgullo nos produce por tratarse de su primera obra como directora; le regala la mirada también a esa Alicia con la que se coló en las casas cada tarde y a la que es imposible recordar sin sentirla tan viva como sigue en los corazones de aquellos que volamos respirando la libertad que bebía y proclamaba; nos habla de la mujer en el terreno artístico y del tan necesario movimiento feminista; de su Galicia, tierra amada... 

Transcribimos a continuación la entrevista completa, deseando que la disfrutéis, con texto de Gladys Vázquez.


Sara Casasnovas (Ourense, 1984) es una de esas personas que paladea las palabras cuando habla, como si estuviese reflexionando sobre el texto de su próximo proyecto. Siempre le acompaña la sonrisa. La misma que lució con alivio cuando hace menos de un año se plantó ante la prensa para contar su verdad. Todo lo que había vivido y sufrido. «Soy afortunada. He vencido. Vencer es ver a los míos celebrar la victoria». Así resumía por primera vez ocho años de oscuridad. Una eternidad que empezó cuando el 7 de junio del 2009 el alemán Arndt Meyer le disparó con una ballesta a su salida del Teatro Reina Victoria de Madrid. Con esa rueda de prensa, empezaba su nueva etapa después de que su agresor fuese deportado. En aquel momento ya decía que estaba dispuesta «a seguir trabajando, a seguir sonriendo y a seguir bailando». En esas está ocho meses después. Y no lo está haciendo nada mal. La recordada Mónica Triáns de Serramoura, Carol de A miña sogra e mais eu o Alicia Peña de Amar es para siempre es ahora la flamante directora del cortometraje Escarabana. Del terrorífico capítulo al que ha cerrado la puerta en las narices, no piensa volver a hablar.

- En esta nueva etapa, en este volver a empezar, ¿podrías decirnos en qué momento vital te encuentras?
Lo definiría como un momento de lucha, de renovación y de resurgimiento. Estoy muy contenta con la buena acogida de Escarabana en los festivales que ha recorrido hasta el momento y los que están por llegar. También de lucha: la industria requiere estar en continua búsqueda de nuevos proyectos y oportunidades para continuar en primera línea.

- "El hambre, la bruma, la huida. Una pareja atrapada en la eternidad", desde luego "Escarabana" parece algo complejo, con muchísimos matices. A eso hay que sumarle que es tu primer proyecto como directora.
Escarabana es la decisión de crear desde otro lugar asumiendo las riendas en la dirección, de mi ópera prima, que compagino con mi carrera como actriz. En este proyecto estoy tras la cámara, pero también delante de ella.

- Actriz y directora a la vez. ¿No es demasiado para una ópera prima? ¿Para una primera experiencia?
A mí ambas facetas me parece que se complementan estupendamente. Cuantos más conocimientos de cada ámbito, mejor. Siempre suma. Tengo más herramientas para crear. Ser actriz y directora de la misma pieza es algo muy personal. Y el pilar es el equipo. La verdad es que la experiencia ha sido muy intensa, comprometida y de continuo aprendizaje. Me he implicado mucho, de forma intensa y total en cada detalle. La profesión, como la vida, siempre te ofrece nuevas miradas.

- En "Escarabana" compartes pantalla con Iván Marcos y Ana Oca, pero ¿ha sido el primer paso para descubrir que la dirección es ahora tu camino? ¿Podría quedar en un segundo plano tu carrera como actriz?
La verdad es que me gustaría seguir compaginando ambas facetas, pero dando prioridad a la Sara Casasnovas actriz. De todas formas, como directora o actriz, mi grado de implicación es el mismo. Este proyecto me ha enseñado que cada historia encuentra su camino para ser contada. Siempre he tenido la oportunidad de crearla desde el personaje, y ahora sumo la visión desde la perspectiva global. Lo más importante para un director es lo mismo que para un actor: saber escuchar y confiar en el proceso y en el equipo como compañeros de viaje.

- Este cortometraje empezó su vida en la Sección Oficial del Festival de Sitges, después llegó el Monster Fest de Australia, Donosti, Uppsala, Abycine, la reciente selección en Guanajuato o la nominación al Mestre Mateo. No sé si esto es mucho más de lo esperado. ¡Y con un corto!
La verdad es que está siendo un máster completo de cine y vida. Ahora se consume y se realiza más cortometraje que nunca. El tamaño no determina la calidad. Otra cosa son los medios con los que uno cuenta, los apoyos o la industria. Pero sin duda los cortos muestran la buena salud de los cineastas en nuestro país, pero también fuera de nuestras fronteras. En este caso, estrenar en la Sección Oficial del Festival de Sitges fue muy especial. Todo un orgullo que la prensa hablase de mí como la única figura femenina que representa la selección española en esa sección.

- Una mujer puesta en valor, cuando en el cine estamos experimentando la auténtica revolución de las mujeres. ¿Cómo lo estás viviendo? ¿Compartes ese auténtico BASTA global?
El feminismo es un movimiento de liberación. Quien procura el sometimiento de la mujer pone en evidencia sus carencias. La femenina es una sensibilidad tan hermosa y necesaria como la masculina, y el entendimiento de los universos y las benditas diferencias que nos hacen iguales es una riqueza que tiene su reflejo también en el terreno artístico. En cuanto al abuso de poder y al acoso, es algo despreciable en cualquier caso y ámbito.

- Aquí ya sabes que siempre tiramos hacia la tierra. ¿Cuándo te volveremos a ver en Galicia? ¿Te apetecería regresar en este momento vital y profesional que estás disfrutando?
Volver a casa siempre es algo que me apetece. Deseo tener proyectos en Galicia, como en cualquier otra parte.

- Llevas muchos años en Madrid. ¿Haces eso de coger la maleta y desintoxicarte en la "terriña". Con la distancia, ¿se valora más ese tiempo que se pasa en casa?
La esencia de Galicia me va en el carácter, y por ello volver a mi tierra siempre es importante. Me permite mantener ese vínculo con mi raíz.

- En el 2013 llegaba a tu vida Alicia Peña, ese papel de "Amar en tiempos revueltos" que los fans de la serie siguen recordando. No sé si lo notas en tu día a día. ¿Te traslada la gente su cariño? ¿Es un personaje que te ha dejado huella?
La verdad es que me sigue alegrando cómo el personaje de Alicia sigue siendo querido y reconocido tanto tiempo después. De hecho, mi compañero Carlos García (que interpretaba a Fernando) y yo, volvimos a la serie por petición de la audiencia. Esas son circunstancias que te hacen estar muy agradecida.

- Entiendo que a lo largo de 15 años de carrera son varios los personajes y trabajos que se quedan anclados en el corazón. No necesariamente el más popular. ¿Puedes elegir alguno? ¿O no se acumulan de esa forma las experiencias?
Es muy difícil quedarte solo con algo. Creo que cada proyecto en el que entras te enseña y te aporta. Si tuviese que destacar algún trabajo especial, quizás me quedaría con la gira de Electra, lo vivido en el Teatro Español de Madrid y, sobre todo, en Mérida. Interpretar el personaje de Julieta también me marcó profundamente. Una Julieta indómita, rebelde e independiente que me llevó al entendimiento del silencio y la muerte en la tragedia. Fue muy especial.

- ¿Y ahora? ¿Qué es lo próximo? ¿En esta doble faceta de directora y actriz quién es la ganadora?
Pues tengo varios proyectos en marcha. Ahora mismo estoy con A xustiza pola man. Y la verdad es que otra vez dirijo e interpreto, en este caso, una mirada sobre Rosalía de Castro. Aquella escritora y poeta a la que, los mismos que la despreciaron, levantaron después un altar.




domingo, 11 de febrero de 2018

"Escarabana" opta al Premio Mestre Mateo

La Academia Galega do Audiovisual ha tenido a bien considerar la ópera prima de Sara Casasnovas, "Escarabana", como una de las candidatas al Premio Mestre Mateo en la XVI edición de este prestigioso certamen en el que se reconocen las obras gallegas estrenadas en el año 2017, así como a los/as distintos/as profesionales en distintos aspectos técnicos y creativos. Recibimos la noticia con la ilusión que nos merece: la que nace de saber reconocido el talento y el esfuerzo depositado en esta obra. 

Un total de 328 candidaturas, divididas en 25 categorías, se han presentado con el objetivo de optar al Premio. Los y las académicos/as tuvieron la ardua tarea de determinar qué cuatro títulos serían los finalistas para cada una de las categorías. Así, "Escarabana" ha sido uno de los trabajos seleccionados dentro de la categoría cortometraje de imagen real compartiendo nominación con: "A muller invisible", "la Madrina" y "Matria". Ahora queda una segunda ronda de votación en la que los/as socios/as toman parte activa para escoger las obras ganadoras dentro de cada categoría; obras que se darán a conocer la noche del 3 de marzo en la Gala de los Premios Mestre Mateo. 


Permanecemos a la espera de lo que ocurra y desde ya reunimos nuestra energía positiva para que acompañe. Ocurra lo que ocurra, el resultado ya es favorecedor y no dejamos de celebrar la nominación y los vuelos de "Escarabana", que tantas cosas bonitas nos está dejando.... informamos ;).

domingo, 10 de diciembre de 2017

Festivaleando con "Escarabana"

Se está convirtiendo en una bonita costumbre esto de dedicarle tiempo a imaginar lo que "Escarabana" esconde en esa envoltura de embriagante y envolvente misterio. Alas para sobrepasar este mundo real y vistas a un infinito que entre tanta bruma nos regala un paisaje de vida. Todo un regalo que despierta los sentidos; volar hacia otras posibilidades, hacia otra verdad más allá de la propia. Mágico ese sentir que desde la primera secuencia, bendito séptimo arte, te envuelve en otra dimensión para sacudirte la emoción.

No nos han faltado los motivos para celebrar desde que "Escarabana" fuera componiéndose de realidad presente para tomar forma y compartirse en festivales del mundo. Desde mucho antes en realidad celebramos la valentía de Sara Casasnovas; su apuesta por sumarle color a este mundo, ofreciendo visiones y realidades desde otras ópticas; aportadas siempre desde la entrega y el talento; nunca vencidas a pesar de los inconvenientes de la industria; la capacidad para convertir las trabas en motor; el fulgurante amor presente en un proceso de creación que trasciende; el sentido que sólo es tal cuando la pasión acude; la pasión misma dispuesta a hacer tambalear lo cotidiano; las entrañas en cada plano; la fuerza; el coraje; el corazón.



De un modo resumido, parte de todo lo anterior esta historia, "Escarabana", que "habla de las ansias, de la lucha, de los seres humanos frente a su propia naturaleza, frente a su instinto". Con estas palabras lo expresaba Sara Casasnovas en una entrevista concedida el pasado noviembre al programa de Radio 5: El cine que viene (podéis oírla completa haciendo click). Este duelo interno que acontece en "Escabana" parece remitirnos a la parte animal que nos compone, considerándonos como seres que en un vagar errante propiciamos, sin ser conscientes de tal circunstancia, el encuentro con quiénes verdaderamente somos. La importancia debida a los actores que engalanan la escena: Sara Casasnovas, Iván Marcos, Ana Oca. Y mención especial a ese paraje que por su belleza poética y fuerza sin igual se torna como un personaje más; la Costa da Morte. 

Pero hoy queremos hacer alusión al trayecto que "Escabana" lleva caminado, con la ilusión al servicio del futuro y abrazando los éxitos que vendrán sin olvidar los vividos. Porque estrenar es toda una hazaña en tiempos como los que corren; compartir con un público que asiste emocionado a este mágico encuentro repleto de vida, es el mayor motivo para alzar las copas y brindar felices. Por eso mencionamos, intentando no dejarnos atrás ni un sólo rinconcito que hasta el momento ha vibrado con "Escarabana", y nos imaginamos la sala en silencio, el fundido a negro, los silencios, los sentidos, la emoción... todo lo que nos mueve en este viaje que tomó camino allá por octubre en el Sitges Film Festival, que siguió su andar en el Festival de Cine de Ourense. Y que ha ya ha sumado a la lista otros importantes festivales en los que se ha proyectado este primer trabajo de Sara como directora; hablamos del FKM Festival de Cine Fantástico de A Coruña, del Feratum Film Fest de México, del Festival de Cine de Albacete ABYCINE, del Monster Fest de Australia, del Uppsala Internationella Kortfilmfestival de Suiza, del Ourense International Film Festival, de la Semana de Terror de Donostia, del #CineEuropa31 donde "Escarabana" formaba parte del programa del Maratón de Cine Fantástico en el Teatro Principal de Compostela, del Film Laburren Jaialdia de Vitoria-Gasteizko o de Bogotá, ciudad en la que "Escabarana" se ha proyectado hace muy poco en distintas salas de cine y museos.



En cada ciudad nos "colamos"; viaje precioso que nos permite "Escarabana" y en el que nos enorgullece ver cómo vuela libre por tantos lugares, fuera y dentro del país. Se irán sumando a esta lista más festivales y ciudades que iremos dando a conocer por las redes. ¡Seguimos compartiendo y viviendo con emoción cada paso!




domingo, 24 de septiembre de 2017

"Escarabana" inicia su recorrido por festivales


Octubre se acerca en esta cuenta atrás que va agotándose... y viene fuerte: será con su llegada que sucederá la puesta de largo -bien deseada!- de ESCARABANA. Y nos invita la noticia, de manera inevitable, a situar nuestras miras de pronto en aquel momento en que supimos que Sara Casasnovas le daría forma a un sueño: el de asumir la dirección de una historia. Se nos agolpaban las ganas de adentrarnos de lleno en la libertad de la que bebía este trabajo con sello propio y del que partía una sola certeza frente a mil interrogantes: la que nos aseguraba que esa libertad de creación, que otorgaba una licencia superior en esta ocasión en la que Sara ejerce de directora, llevaba implícita el amor de alguien que vive su trabajo con una pasión desbordante, alma en toda su amplitud contenida en un proyecto en el que a este público, conocedor del talento y la entrega generosa de una artista como Sara Casasnovas, no le caben dudas; estará lleno, como siempre, de lo mucho que Sara nos lleva regalando como actriz durante tantos años. Intuíamos que el camino que habría que andar desde que la idea se gesta hasta que se materializa es largo y no falto de obstáculos, pero superado siempre por la ilusión por contar, por compartir y convirtiendo la pasión en motor infalible, podríamos celebrar este anhelado viaje para el que nos llevamos preparando tanto tiempo, dispuestos a disfrutarlo. Han sido años, de trabajo arduo para todo ese equipo que hace posible que hoy estemos escribiendo sobre el ya inminente estreno y de sueños a punto para quiénes esperábamos con una ilusión inimaginable a que se produjera este momento que por fin se acerca. Y lo saboreamos sintiendo ese regusto dulce que riega nuestro paladar: empieza el recorrido de Escarabana y ya nos es posible anunciar su selección en dos importantes festivales, celebrados ambos durante el próximo mes de octubre.




Por un lado, el Sitges Film Festival apunta en su programación, dentro de Sección Oficial, el estreno de Escarabana. El festival de cine fantástico más importante de nuestro país, que tendrá lugar del 5 al 15 de octubre, supone sin duda un marco único para que Escarabana se lance al mundo, y recogemos la emoción que nos produce visitar la página web del festival y encontrar en ella un huequito para este trabajo que se verá en Sitges la mañana del 8 de octubre.





Esta será la primera vez que Escarabana se comparta con el público pero es sólo el comienzo de un recorrido que sabemos extenso y que tendrá su continuación más próxima en el Festival de Cine Internacional de Ourense, celebrado entre el 20 y el 27 de octubre. Si en 2015 Tercer Grado era la cinta elegida para clausurar el festival, ahora Sara vuelve a su tierra, a este certamen al que le une un sentimiento especial; y vuelve con un trabajo más personal que presentará en casa.


Se nos llena el alma al compartir esto y aseguramos seguir muy de cerca el trayecto de Escarabana. Por lo pronto, continuaremos bien atentos a todo lo que ocurra en torno al estreno del cortometraje y desde las redes sociales en las que se conforma la zona (blog/twitter/facebook/instagram) compartiremos las primeras reacciones y todas las noticias que vayan surgiendo. Y terminamos por hoy, no sólo con el deseo de envolvernos en la eternidad de esta historia vampírica que cada día estamos más cerca de descubrir, sino también con estas imágenes que componen el tráiler. Las noticias a las que le damos espacio en la entrada de hoy suponen la excusa perfecta para revisionar estas imágen y perdernos en esa atmósfera embriagadora... disfruten :)

sábado, 29 de abril de 2017

Tráiler de ESCARABANA

El hambre, la bruma, la huida. Un viaje sin fin hacia la propia naturaleza... conduciendo Cadillacs y escapando del sol.

Adelantamos nuestros pasos porque con las palabras anteriormente citadas Sara Casasnovas presentaba en las redes el esperadísimo tráiler de su primer trabajo como directora, de título "Escarabana". Y se hizo esperar, como todo lo bueno, pero ya degustamos las primeras imágenes de esta ópera prima que se fraguó con amor, tesón y la pasión propia de quien vive lo que hace con una dedicación y una intensidad que no puede sino contribuir a un resultado a la altura. Este viento que viene del norte para soplar con brío en nuestros corazones e invitarnos a este viaje, a esta aventura que aún está por descubrirse, nos atrapará. Y nos preparamos con el deseo de vivir esta historia a alma abierta. 

Y aunque desconocemos aún la fecha de estreno, este aperitivo sin duda hace más agradable la espera. No vamos a demorarnos más, y teniendo por supuesto presente la idea de ampliar las informaciones acerca de este trabajo en días próximos, compartimos el trailer. Disfruten de:


jueves, 5 de enero de 2017

|ZonaSaraCasasnovas| Balance de 2016



Despedido ya el 2016 procedemos, como cada año, a hacer el resumen de lo vivido desde esta Zona que sigue encontrando su motor en la pasión con la que vivimos el trabajo de Sara Casasnovas y que, por supuesto, agradece la posibilidad de seguir compartiendo con quienes, movidos por esa misma emoción, deciden visitarnos para estar al tanto de las novedades que acontecen en la carrera profesional de nuestra actriz. Sintiendo la dicha de continuar el camino y encontrando miles de motivos que, traducidos a emociones, no hacen sino acrecentar nuestras ganas de seguir descubriendo(nos) a través de personajes con los que abrimos puertas, con los que volamos alto, con los que vibramos de vida, tenemos la certeza de que esta senda es inacabable y en el transitar aún nos quedan largos paisajes por divisar; con seguridad los disfrutaremos, y ya sentimos las ganas inmensas. Pero hoy, porque la ocasión lo merece, hacemos una paradita y hablamos no de lo que pasó sino de lo que llegó en este 2016 para quedarse en nosotros/as:


Y abrimos para ello el telón, porque este año ha sido de Teatro en mayúsculas. Vivimos la magia propia de ese templo sagrado en el que Clara tuvo su encuentro con la poesía, permitiéndose la vida y entonándola libre desde esas cuatro paredes que conformaban el Papagayo, desde su relación con Vicente y su vuelo sincero. Y es que enero venía con el estreno de estas Palabras Malditas que durante meses nos encogieron el corazón tomando forma desde tantos escenarios. Se pronunciaron durante su gira gallega en A Coruña, Santiago de Compostela, Ferrol, Vigo, Ourense o Pontevedra. Después la sala Margarita Xirgú del imponente Teatro Español de Madrid acogería la obra durante un mes, para lo que fue precisa la adaptación al castellano de una obra que había sido concebida originariamente en gallego. Teatro do Noroeste, con la batuta de Eduardo Alonso, nos regaló esta obra profunda y conmovedora en la que las palabras se gestaron con tanta vida que resulta imposible hoy no retornar al eco que dejaron en nosotros y que resonará por siempre entre quienes desde su butaca se sumergieron a corazón abierto en la historia de Clara y Vicente; no es posible de otro modo. Del corazón de quien teje con mimo esa poesía, declamada como caricia o arrojada con saña y rabia en otros momentos, a quien la recibe sintiéndose más libre, más vivo, más rico.











No fue ese el único viaje que desde una butaca el año pasado nos permitió emprender. Exploramos los límites del amor y del arte a través de una obra que con ironía hacía recorrido por las relaciones humanas y otros asuntos hilvanados con acidez e ingenio. Se trataba de "A forma das cousas", comedia negra original de Neil Labute y adaptada por Carlos Álvarez-Ossorio, primer montaje teatral de la productora La Yogurtera. Durante meses la obra fue girando por diferentes ciudades gallegas y permitiendo al público entrar en ese mundo invadido por un ritmo compartido y acompasado por la música en directo, atmósfera mágica: amor, vida y arte entonadas al son. Evelyn nos ofrecía una invitación a otro mundo, distante y distinto al de Clara, que engrandece el sentido de la existencia y potencia la amplitud de los puntos de vista: los universos recorridos. Regalos de vida.

Y así, de la mano de Sara, entramos en otras vidas a lo largo de un año que ha vuelto a ser rico en emociones, profundamente inspirador y colmado de orgullo por lo que nos supone ser testigos de esa fuerza arrebatadora y poderosa que Sara emana sobre las tablas, vestida de otra vida que en el momento se hace nuestra; entendemos así el éxito, y la felicidad como el camino que nos descubre ventanas a un mar infinito donde todo se vuelve posible: miramos, hallamos, vivimos, sentimos, bailamos al son de esa magia. Aprendemos.

Este año disfrutamos también de la Berlinale desde la distancia y compartimos la experiencia, que sabemos enriquecedora, de ese Macbeth guiado por Declan Donnellan que llevó a Sara hasta la bella Venecia. Nos asomamos a "Andrómeda", una historia valiente que denuncia la violencia de género a través de la historia de Noelia. un trabajo en corto que esperemos resuene más fuerte a lo largo de este 2017. Como también ansiamos conocer ya a "La chica del maletero", el primer trabajo de Sara Casasnovas como directora que está a punto de ver la luz.

Y estos son solo apuntes escuetos de lo que le pedimos a este año recién estrenado. Iremos descubriendo en cada pasar de página lo que nos depara el 2017, con la disposición al servicio del sentir de cada historia, sabiéndonos privilegiados/as por seguir latiendo en todas esas otras vidas que se nos descubren y en las que resolvemos cuestiones y nos planteamos otras. En eso consiste. Y para nosotros el éxito tiene mucho que ver con sentir, con compartir, con latir. Sigamos alcanzándolo.

Gracias por hacer grande esta Zona que todavía tiene mucha más vida, recargamos las pilas y continuamos... encontrando, como siempre, nuestro motor en la pasión por el trabajo de Sara Casasnovas. Una fuerza que nos llena, nos impulsa y nos colma de emociones y sentimientos. ¡Brindamos por el nuevo año y por todo lo que está por venir!

lunes, 27 de junio de 2016

La grandeza del arte

Emociones que se agolpan en un baile colmado de vida, el encuentro con uno mismo a partir de otros caminos a los que accedemos sin prisa, la certeza de que ese paisaje revelado no habría sido descubierto de otro modo. Ocurre: asistimos a otras vidas que laten con fuerza y nos adentramos en un universo que de repente, como regalo imprevisible, engrandece el nuestro. Y nos reconocemos en una emoción que nos pertenece, vibramos con una historia que nos va recorriendo piel adentro, volamos desde ese latido.


Todo ese recorrido es agasajo, deleite de gozo que nace del amor vocacional que Sara Casasnovas siente por su profesión... y reconocemos que el motor está ahí; en la pasión y en la entrega generosa de quien vuelca todo de sí para encender la vida en otro ser que transita por nuevas rutas bajo la propia piel. No sé si llegamos a comprender la complejidad del asunto: entrar de lleno en las circunstancias de un personaje, entender sus miserias y sus grandezas, indagar en el alma humana con los sentidos a punto, expresar a través de voz y cuerpo toda la esencia viva. Para que esto surja no sólo es preciso, pensamos, valía y trabajo: sino estar muy lleno por dentro. Dice Sara que en esta disciplina artística a la que consagra su vida -suerte inmensa que así sea- el aprendizaje es constante. No lo dudamos, nos sucede lo mismo: cada historia es una experiencia vital para nosotros, aprendizaje que nunca cesa y que hallamos en distintos nombres, en tiempos diferentes, en vidas ajenas que, como magia, sentimos también un poco nuestras. Transitamos la senda y cada personaje es compañero que nos permite ampliar miras, enfocar, crecer, sentir, vivir y descubrir. La grandeza inexplicable del arte, a la que nos rendimos sin concesiones.

Por todo eso es muy difícil definir con exactitud lo mucho que nos mueve el trabajo de Sara Casasnovas, el orgullo con el que seguimos su carrera, la felicidad que nos supone ocupar la primera fila en su trabajo y el significado bonito que le damos a cada paso. Porque sí, hoy sumamos un día más en este camino que hacemos de la mano de Sara, tomándole pulso al sueño pero despertando en cada latido de vida, y celebramos la magia presente.

Nos emociona hacer balance de estos años -que son bastantes pero a la vez nada si comparamos con los que están por venir-, pensamos en el primer personaje, en la curiosidad por conocer a la actriz que lo habitaba. El sinfín de historias, de puertas abiertas, de emociones vivas, de mundos colmados. Esa sensación indescriptible de hallar la sorpresa siempre pese a lo altísimo de las expectativas, de enfrentarnos al trabajo de alguien a quien ya creemos conocer, aunque sea por la suma de tiempo entre personajes. Y vuelve a pasar: la sorpresa de reconocer que tan sólo la fisonomía se corresponde a la actriz que admiramos: porque son sus ojos, pero la que mira ya no es ella, debían ser sus pasos pero el caminar es distinto, es su cuerpo pero la piel obedece a otro latido. El viaje entonces, siempre inigualable.

A propósito de todo esto, acudimos al recuerdo. O más bien al corazón, donde permanecen estas vidas valientes que nos llegaron desde Sara... y ahí mismo hay billete directo al 48 convulso, donde topamos con el idealismo representado por Alicia Peña, hay un reencuentro que se produce años más tarde y que nos permitió abrazar de nuevo a este personaje mítico; hay cita en el Hospital Central con la residente Jose Velasco, vitalidad y energía; hay también asiento para nosotros en un coche en el que viaja Sandra, hay determinación para el cambio en ella, a la contra de las circunstancias; hay fábulas vividas en ese ambiente rural en el que Jone se desarrolla, con picardía y resistencia; hay compromiso con nuestra historia, hay lucha por la supervivencia ante la catástrofe que sacude a Amaia, adversidad transformando inocencia y fantasía en coraje y valentía; hay un misterio que buscamos resolver en nombre de Mónica; hay una huida hacia adelante en la que descargamos adrenalina con Mía, hay ritmo trepidante y acciónhay compartidos instantes fugaces pero eternos con Boni, con Marta, con Vanessa... hay amor en tantos y más nombres que grabamos a fuego.


Y el TEATRO, esa puerta al mundo que nos permite asistir al encuentro valiente que se produce al momento. Con la piel a punto, el vértigo de emociones y el ansia por ese vuelo huracanado de vida que nos consagra de inmediato al arte. El teatro nos lleva a ese lugar único y desconocido en el que queremos ser siempre. Y Sara, que se crece en las tablas, nos ha regalado momentos repletos de corazón en ese medio poderoso a través del que comparte su ser.
"Es una expresión artística que nutre el espíritu. Nuestro arte es nuestro reflejo y el teatro representa la naturaleza del ser humano creando realidades, cuestionando lo establecido, ensanchando las miradas", Sara Casasnovas. 
Desde una butaca hemos emprendido viajes infinitos que nos han regalado luz. Encogiéndonos el alma, endulzándonos, colocándonos a veces un peso en el pecho que nos invade de sentimientos, invitándonos otras a un baile de deliciosa melodía. Pero siempre enseñándonos un nuevo camino hasta nosotros mismos. Y por eso la vida de Xulieta, Electra, Griselle, Clara, Evelyn perdura mucho más allá del telón cerrado, instaladas en nosotros esgrimimos la sonrisa cuando nos lanzamos a su recuerdo, y las sentimos ahí... bien dentro :).

Y en ese justo momento somos verdaderamente conscientes de la grandeza del arte, entonces consideramos que el triunfo en realidad es este, entonces tiene sentido que esta Zona exista, entonces nos engrandecemos ante ese sentimiento único que nos lleva a admirar a Sara Casasnovas y a sentir la deuda de la gratitud amplísima. Entonces tenemos la seguridad de que este camino largo también lo hacemos nosotros, y ya vibramos de emoción ante lo que viene... 

lunes, 13 de junio de 2016

Primer vistazo a "Andrómeda"


Nos confesamos bien llenos a razón de las dos giras teatrales simultáneas a las que acompañamos, siempre con el alma dispuesta allá donde un personaje de Sara respire. Pero ciertamente en esta tregua escénica vemos la oportunidad de seguir rasgando en proyectos venideros, los que están pendientes de estreno y a los que acudimos con el deseo de crecer estando a bordo de una nueva historia. Es el momento de saber algo más de ANDRÓMEDA y recorremos así cauces ya iniciados hace meses, cuando dimos la noticia de este rodaje concluido. 

Escena de "Andrómeda"

Ya entonces ciertos apuntes nos permitían tejer algunas líneas -muy incompletas, eso sí- acerca del cortometraje en cuestión. Sabíamos, por ejemplo, que Luis Reneo ejercía la labor de dirección y que la violencia machista era tema presente, lo que nos hace suponer cierta toma de conciencia, profundidad en este drama que apunta al realismo de una sociedad en la que desgraciadamente esta lacra existe elevando la cifra de mujeres maltratadas a cantidades incomprensibles. Ojalá no fueran necesarios relatos como este, ni se hiciera preciso alzar la voz sobre esta realidad que nos hace convivir con la crueldad tan a diario. Pero es una lucha esta en la que debemos implicarnos, y en esta convicción nos parece que el audiovisual, como medio cuya utilidad trasciende del mero entretenimiento, tiene mucho que contar: está al alcance de muchos, trabaja la emoción y se convierte por ello -entre otras razones, en una herramienta poderosísima para hacer valer un mensaje tan necesario. 

Dejando el análisis para más adelante (aseguramos encontrar muchas otras oportunidades para hablar de "Andrómeda"), nos es posible por el momento aplacar ligeramente nuestras ganas inmensas de entrar de lleno en esta historia valiente. Lo hacemos trayendo sucintos avances que nos permiten unos pasitos adelante en cuanto al descubrimiento de "Andrómeda"; algunas frases que funcionan como pistas argumentales y nos ofrecen un fugaz vistazo, primeras imágenes y apuntes más técnicos que se refieren de manera directa a este trabajo en el que volcamos, desde nuestra condición de espectador entregado, ganas e ilusión. Podemos, desde este último punto, afirmar que la producción de "Andrómeda" correrá a cargo de Altamira Entertainment y Odessa Films. El guion lo firma el propio Luis Reneo y en la interpretación, la constelación de arte y talento a cargo de Sara Casasnovas, Ricard Sales, David Moreno, Eva Higueras y Jaime Adalid.

Para acabar, nos parecen más que oportunas estas líneas a continuación compartidas, que componen el storyline; ese enfoque inicial que completamos con el cartel del cortometraje. Mención aparte merece ese poderoso primer plano que ofrece Sara desde esta nueva piel, adivinada de un peso doliente desde sus ojos colmados.

Adrián tiene 8 años. Su universo es el patio de vecinos de casa. Allí juega a nombrar todas las estrellas. Su madre le dice que hay estrellas más bonitas fuera del patio. En casa, mamá llora cuando papá la golpea sin querer. 


Ya fue posible el visionado en Medina del Campo y en el Círculo de Bellas Artes de la capital madrileña, lugares en los que hace unos meses se proyectó el corto. Y se abrió la veda. Esperamos que a partir de ahora "Andrómeda" tenga larga presencia en festivales y que su recorrido no esté exento de éxito. Nos dejamos latir en este brillo estelar en el que ya nos sumergimos... y como siempre compartimos ;).

sábado, 28 de mayo de 2016

Benditas las palabras que salvan

El bullir de la gente, la multitud. Todo queda fuera, en otra dimensión, cuando tomas espacio en ese saloncito en el que sucede, con verdad inmensa, la desnudez emocional de dos personajes que se convierten en un tándem plagado de inspiración y creatividad, en dos piezas de un mismo puzle que se necesitan para completarse. 


Beber de la escena, nada más entrar, arma de calidez y dispone al espectador que enseguida transitará por emociones propias, por sensaciones que con fuerza acuden al encuentro; invitadas de excepción ante un espectáculo que no alardea en despliegues, sino que se encumbra desde la sencillez precisa. La que requiere la historia. La función comienza y el corazón dispuesto para recibir la belleza de estas palabras malditas. Más tarde de esos pasos nerviosos de una joven periodista -la primera piel de nuestra Sara-, expectante ante una entrevista importante que le ha sido concedida; oímos, desde el recuerdo que desencadena todo, palabras malditas en piel y corazón de Vicente Rincón, que las pronuncia desde la aflicción padecida al saber su vida en continua amenaza, desde una contención que expira sabor amargo a rabia apagada. La lectura de Rimbaud y Baudelaire le acerca a Clara Campos, y Clara a través de esas palabras recién descubiertas se abre a un universo nuevo y desconocido, un universo que le procura el conocimiento de sí misma también. La poesía, de repente, le permite acariciar esos anhelos que ni ella creía posibles desde su existencia. La descubre y la salva, se convierte en cómplice y de ese modo, en necesidad. Y entre Vicente y Clara una relación especial se va gestando al tiempo que se fraguan los poemas. Al tiempo que fuera estalla el horror incesante de la posguerra, cargado de dolor, desconsuelo y desamparo; ambos se conceden la licencia de la poesía, haciendo emerger una luz plena en medio de esa oscuridad amenazante a la que se enfrentan. Vicente y Clara entonces encuentran salida a la soledad y a la sinrazón de una época negra y comparten licor portugués, deseos, bailes, pasión, dolor, ilusión y amor por las palabras, amor por la vida a través de las palabras. 

En ese vaivén, el espectador, dejándose llevar, emprende desde la butaca un camino bien lleno en el que hay sombras pero también efervescencia, trazos brillantes que alumbran la desesperación y la inquietud ante la tragedia. Sobre la escena no hay actores interpretando, sino personajes siendo -y esto es parte de la magia luminosa de esta obra que te envuelve de vida-: sufren, sienten, padecen y transmiten pudor, miedo, dolor, verdad; navegan con las entrañas bien al servicio de la historia, del momento, y toman la mano del público para permitirles también este viaje que va mucho más lejos de esa pensión del Papagayo, más allá de la función. Perdura. 


Como perdura el aroma de nuestra Clara Campos, conformada desde la honestidad y el amor que Sara Casasnovas deposita con toda generosidad en ella. Nos llena de inmensidad la deshinibida Clara, la que ríe ajena, la que late sin medida y envuelve su paso de impuesto gozo, la que se muestra a medias, la que se tiñe de valentía para esconder fragilidad. Nos sume en un caudal de ternura esa Clara quebrándose ante la vergüenza de su intimidad contenida en palabras, desnudándose de piel. Nos sacude irremediablemente el corazón la castigada Clara y nos acongoja su dolor, el tormento y la decepción. Paseamos con ella por mil rincones del alma y la vemos latir sincera, siendo y estando a medida que escribe y comparte con Vicente ("No soy yo misma ni un segundo de mi vida... ¡Miento! ¡Ahora sí! Cuando estoy contigo, cuando escribo. Tan solo en este instante"). Y nos escuecen sus palabras, nos intimida su despliegue de ser, el reflejo de sus ojos llenos de todo.

Y desde aquí, desde esta obra que es regalo, sólo podemos reafirmarnos en la emoción profunda que sentimos cuando nos situamos frente a un personaje que nace de Sara Casasnovas. Poderío escénico desatado en esta ocasión a través de dos personajes completamente distintos, a través de la liberación de capas a medida que la función se desarrolla, a través de la evolución de Clara. Y reconocemos nuestra poesía en su trabajo sincero, que nos llena el corazón de un amor acunado de vida, desbordante de entrega.

No podemos más que invitaros a que descubráis la energía y la belleza que esconden las Palabras Malditas de Eduardo Alonso, con Sara Casasnovas, Míquel Insua y Luma Gómez. Teatro de verdad, del que sólo cabe respirar desde cada poro. Os aseguramos que se incrusta en la piel y se queda para siempre. El espectador vuelve a casa con la maleta bien cargada de palabras, amor y emoción pura.


jueves, 5 de mayo de 2016

"Palabras malditas" en el Teatro Español

Han sido meses de gira por Galicia e, imaginamos, muchos momentos sumados al recuerdo del equipo humano que hace posible que las Palabras Malditas tengan vida. Momentos compartidos con el público gallego que desde alguna butaca han puesto su corazón, ellos soñaron en esta historia tan colmada de alma y piel, y de alguna manera la hicieron más grande. Pero no cesa este camino, que sigue creciendo más allá de la tierra gallega que tanto tiene que ver con Clara y con Vicente, con sus vidas y con sus anhelos. Ahora, las Palabras Malditas de Eduardo Alonso toman rumbo hacia la capital española.  La sala Margarita Xirgú del Teatro Español acogerá durante estos días la obra, que se abrirá del 5 al 22 de mayo a un nuevo público.


La fuerza de la poesía, salvación a la que se aferran los dos protagonistas: dos seres marginales, un profesor homosexual de literatura francesa represaliado por el franquismo y una prostituta con "dotes" de poetisa que coinciden en una "sórdida" pensión de La Coruña en los años 40. Nos situamos, bajo esta trama, en una acción que va aconteciendo desde la entrada del ejército alemán en París el 14 de junio de 1940 hasta la reunión entre Francisco Franco y Adolf Hitler en Hendaya el 23 de octubre de ese año. Como escenario, la pensión en la que se hospedan los personajes de Clara y Vicente, a quienes acompañamos en este viaje emocional en el que las palabras, además de refugio, son alimento. Una época de martirio, desconsuelo y miedos, la libertad como utopía y la humanidad latiendo y respirando presente en estos personajes que buscan redención. La relación establecida será clave para ese objetivo tan pretendido, porque a partir de ahí se irán definiendo, y en el espejo del otro descubren el ser verdadero; se descalzan los miedos, acarician la libertad y conocen un camino que es posible más allá de un mundo que condena. 

"Clara es una mujer que se gana la vida prostituyéndose y que escribe poesía por necesidad vital. Es libertina, descarada por contradicción a la beatitud que la ha rodeado y solitaria. La máscara social que cree que la protege tal vez sea su mayor defecto."
Hace poco comentaba Sara Casasnovas en una entrevista que estas palabras malditas escondían dignidad, vergüenza, intimidad, desafío, pudor y entrañas. Lo que está claro es que las palabras que nacen del alma dejan poso, perduran, y su eco resuena interminable en quien las oye pronunciar y en quien las pronuncia. En este contrato el teatro se crece y nos hace retumbar ante la emoción.

Si no quieres perderte este drama conmovedor, la oportunidad es ahora. Míquel Insua, Sara Casasnovas y Luma Gómez en una producción de Teatro do Noroeste, las "Palabras malditas" en Madrid desde hoy hasta el 22 de mayo, las entradas ya a la venta (click aquí).


lunes, 14 de marzo de 2016

A FORMA DAS COUSAS: sobre los límites del amor y del arte.

Si hace algunos meses pudimos compartir, con tremenda ilusión y alegría, la realidad inminente de un reciente proyecto profesional al que se entregaba en cuerpo y alma Sara Casasnovas, llevándola a una gira de teatro que cumple ya semanas de recorrido y distintos destinos a sus espaldas -otros muchos al frente que ocupan nuestras miras-, hoy doblamos esa felicidad compartiendo la vida futura de una nueva obra de teatro en cuyo cartel figura el nombre de Sara Casasnovas. Nos entregamos a la emoción que nos supone asistir en todo momento al crecimiento profesional de nuestra actriz y saber de nuevos proyectos, además de traernos al presente la palabra oportunidad, o por ello incluso, nos lleva a una celebración que hoy queremos compartir con todos los que visiten la Zona y apoyen la carrera profesional de Sara. 

Sabemos que en tiempos como el actual, de crisis cultural, económica y social, levantar un proyecto se convierte en un acto casi heroico. Sin embargo, hay quienes encuentran ante tales circunstancias modos de reinvención y oportunidades a las que responden con valentía, talento y mucha pasión. Celebramos, cómo no hacerlo, que los proyectos se conviertan en una realidad, haciendo así posible que la sociedad avance y que la cultura sea el camino necesario, nunca un lujo. El progreso es posible porque hay gente que pone su energía en que esto no sea una utopía. En estas circunstancias nació Palabras Malditas, a la que hemos dedicado las últimas entradas del blog, y también a punto encontramos este nuevo proyecto al que hoy queremos dar protagonismo especial.



Vista y corazón al servicio de A FORMA DAS COUSAS y, a propósito de ello, nuestra pertinente labor de investigación en marcha para desentrañar todo lo posible aquello que encontramos en esta obra original de Neil Labute y dirigida, en esta versión, por Carlos Álvarez-Ossorio. Se trata del primer montaje teatral de la productora La Yogurtera SL, una comedia divertida y descarada que nos lleva más allá para hacernos indagar, sin pesos ni imposiciones, en las formas de relacionarnos y en la importancia de las apariencias, provocando un debate interno que pone en el centro los límites del amor y del arte y la complejidad de la mente humana. Ritmo trepidante, diálogos llenos de ironía y un texto que rebosa inteligencia y perspicacia, son algunas de las bazas de esta comedia que hará su estreno el próximo viernes 18 de marzo en A Coruña, Teatro Colón. Precisamente recurrimos al espacio que encuentra en internet el teatro coruñés para compartir información más concreta al respecto de esta obra que parece hilar, con tono preciso, el entretenimiento propio del sabor a comedia y la reflexión acerca de aquello que, como seres sociales, nos retumba:


Evelyn, una conocida iconoclasta y excéntrica estudiante de bellas artes, aparece en la vida monótona de Adán, un joven inseguro y sin suerte en el amor. Él, que jamás se había preocupado por su imagen, estará dispuesto a cambiar cualquier trazo de su personalidad con tal de gustarle a ella.

En ese juego de opuestos se establecerá un vínculo que hablará de necesidades, máscaras, expectativas y deseos. Él, en su afán de resultar atractivo para ella, se someterá a un cambio físico y emocional que tendrá consecuencias, no sólo para Adán. Dado a la tarea de trabajar su apariencia, Adán ve diluirse su ingenuidad y pureza a cambio de herramientas que lo harán más "válido" a la vista de otros, en esta especie de "contrato" entre los dos se produce un juego de intereses y manipulaciones en el que fracasa el verdadero ser, contaminado y corrompido. La relación entre los protagonistas -interpretados por Sara Casasnovas y Borja Fernández- y los amigos de él -encarnados por Machi Salgado y Victoria Pérez- servirá de hilo conductor para emprender viaje a los límites morales que, como sociedad, nos imponemos. Al piano, acompañando la escena, la melodía de Pablo Seoane.

No es superflua la agilidad y la frescura de este texto que encierra una lectura crítica, algo que nos parece un acierto; el de entremezclar el tono gamberro de la comedia y el análisis más profundo de ciertos temas desde los distintos puntos de vista que nos ofrecen los personajes, con "ambigüedad y mucha ironía", como apunta su director.



Como dijimos, "A forma das cousas" se estrenará este viernes próximo en el Teatro Colón. Pero después de A Coruña llegarán otras ciudades, de momento ninguna fuera de territorio gallego, que compondrán la gira. Os dejamos las ciudades, teatros y fechas confirmadas, a la espera de poder ir ampliando esta lista con el tiempo:

Viernes 18 de MARZO: A CORUÑA. Teatro Colón.
Sábado 19 de MARZO: RIANXO. Auditorio Municipal.
Jueves 14 de ABRIL: OURENSE. Auditorio Municipal.
Sábado 16 de ABRIL: SANTIAGO DE COMPOSTELA. Salón Teatro.
Domingo 17 de ABRIL: SANTIAGO DE COMPOSTELA. Salón Teatro.
Viernes 27 de MAYO: CANGAS DO MORRAZO. Auditorio Municipal.

Y para estar muy al día de todo lo que guarde relación con este espectáculo teatral os invitamos a la página web oficial de "A forma das cousas" y a su espacio en facebook, desde donde podréis indicar con un "me gusta", si así lo deseáis, que estáis interesados en ir teniendo constancia del recorrido de la obra. 

lunes, 25 de enero de 2016

|PalabrasMalditas| Clara Campos: una flor en el barro


Las "Palabras malditas" de Eduardo Alonso nacieron ya ante un público que, bien llevados por esta historia, retornaron durante 90 minutos a la oscura España de la posguerra y respiraron de aquel ambiente en el que la represión iba en contra de las ilusiones de vida que tantos anhelaban. La energía del público se sintió sobre la escena del Teatro Rosalía, en A Coruña, donde se produjo el estreno de la obra, y también se tiñó de calor y entrega la representación en Narón, justo el pasado sábado. Dos municipios gallegos que tuvieron la suerte de adentrarse en esta historia de amor y amistad por medio de la verdad inquebrantable del teatro. Más que un lujo, creemos que es necesidad: la de sentir y conocer, a través del arte, lo que somos. Añadiendo además una invitación a la reflexión, Palabras malditas es un viaje en el que la poesía adquiere un lugar irreemplazable, primordial.

La promoción de estos días nos ha dejado pinceladas de Clara Campos, el personaje que Sara Casasnovas compone y que será también nuestra compañera durante los próximos meses. Así que recurrimos, con la intención de compartir, a las más recientes entrevistas que nuestra actriz ha concedido para la promoción de la obra. De su boca hemos podido saber que Clara es una mujer que representa una sonrisa frente al oscurantismo propio de una época de muchas sombras, justo al fin de la fatídica Guerra Civil que tantas vidas se cobró. Con Clara, una luchadora que ve en la prostitución su vía de subsistencia, nos bailarán las emociones y, a través de su sentir desbocado, descubriremos que la pasión vence, se impone. En esta historia, que ante todo bebe humanidad y nos la pone delante, los personajes son seres marginales en lucha constante contra una presión social que les castiga. La libertad ansiada. La relación que Clara Campos tiene con Vicente, el profesor al que da vida Miquel
Insua
, será una oportunidad de autoconocimiento para cada uno dentro de esa espiral inhabitable: dos seres que huyen para encontrarse y cuya redención surge a través de la poesía, nexo de unión común. Reluce el diamante en bruto que Clara es, su poesía será la tabla de salvación a la que se agarre, y Vicente; su timón, también para él Clara es guía y ocurre así que entre los dos van viviendo poco a poco su propia libertad. El arte, como motor de cambio, será un avance, un descubrimiento y una luz en este periplo que Clara y Vicente emprenden juntos y que los hace estar más cerca al uno del otro y, en consecuencia, viven.


Y así, función a función, Vicente y Clara irán compartiendo y creciendo, medrando siempre en un sentido que suponemos común. Detrás de estos personajes, Sara y Míquel crean y se entienden, también con Luma Gómez, alma además del Teatro do Noroeste.
Para los que lo deseen, os dejamos las entrevistas a las que hacíamos referencia anteriormente. En ellas, Sara nos habla de Clara Campos, de lo que supone para ella reafirmarse de nuevo en los teatros de su tierra gallega, que tan pegada a su piel lleva, y de los proyectos que le ocupan la mente y el corazón en estos días.

- Entrevista en La Opinión de A Coruña, "Interpreto a una prostituta del Papagayo de los años 40 que escribe por necesidad vital"... Artículo en gallego. Ampliar aquí.
- Entrevista en La Región, "Clara es un personaje con un amplísimo recorrido emocional" ... Ampliar aquí.
- Entrevista en ZigZag Diario, en CRTVG, Sara asiste al magazine que emite la televisión gallega y comenta las claves de su personaje en la obra que estrenaría en Coruña al día siguiente. Ver aquí.

Para no divagar más, creemos justo que sea cada espectador el que dibuje, desde su propia esencia, el recorrido emocional de estos personajes que encuentran un refugio en las palabras, y para eso no hay otra opción que dejarse volar en el teatro. Cita más próxima, febrero en Santiago, pero no será la única. El cartel que os dejamos muestra las fechas de momento previstas para los meses siguientes. ¡y lo iremos actualizando conforme sigan sumándose ciudades a la gira: para estar más pronto al día, a vuestra disposición Twitter @zonasaracasasnovas! ;-)



miércoles, 13 de enero de 2016

PALABRAS MALDITAS: Primeras fechas de la gira

"Hoy he perdido mi geografía,
y he confundido los pies con las miradas."


Un perseguido profesor experto en poesía francesa y una prostituta coinciden en una sórdida pensión de La Coruña, en los años cuarenta, en plena época de represión y asesinatos, A pesar de las aparentes diferencias que los separan, se aferran el uno al otro como a la única tabla de salvación en el inmenso océano de la soledad. Y entre los dos formarán un tándem pletórico de inspiración.

Nos trasladamos a otro tiempo y nos instalamos en circunstancias diferentes para emprender este viaje al alma propia, como quien retorna a un lugar que ya habitó para comprender mejor sus pasos siguientes, así la historia pasada siempre requiere su mirada en el presente que vivimos y nos va haciendo mejor a lo que somos en el ahora. Aunque no se trate de una obra puramente histórica, "Palabras malditas" nos lleva de la mano a otros años más oscuros, menos amables, y ese marco de intensa represión siempre juega su papel central por el dolor que abarca la lucha. Interesante este motor de arranque, esta situación en la que acontecen los hechos, siendo una historia de personajes por los que navegaremos desde lo más profundo, con todo el corazón. 

Da la sensación de que "Palabras malditas" llega para acariciarnos los sentidos, para encender algo en nosotros, porque es un viaje de los que apetecen por estar muy cargados de la belleza simple que encierra la verdad. Y pensamos que desde esta honestidad se conducirán las sensaciones del espectador que descubra lo que hay detrás de las palabras malditas.   

Clara está muy cerca de nosotros, ya la sentimos, y con esta fuerza que nos inspira la esperamos. Deseamos sentir sus pasos, firmes en la escena, y hacer de su mano este trayecto tan especial. A Clara, que toma sentido en la piel de Sara Casasnovas, la acompañan los personajes a los que visten los actores Míquel Insúa, y Luma Gómez. Desplegando todo lo que son, harán posible que respiremos de esta hermosa historia, en la que la poesía, la unión y la humanidad adquirirán un sentido propio. 

La obra, cuya dirección corre a cargo de Eduardo Alonso, llegará a los principales teatros de Galicia para más tarde abrir el telón del madrileño Teatro Español, donde colgará el cartel del 5 al 22 de mayo. El teatro siempre nos hace crecer, avanzar, construir y soñar, así que no duden de la oportunidad valiosísima que es viajar desde el patio de butacas. Apunten las fechas donde "Palabras malditas" hará parada en los próximos meses y, si es posible, no dejen pasar la oportunidad de vivir esta historia:

15 y 16/ENERO. Teatro Rosalía de Castro: A Coruña
23/ENERO. Pazo da Cultura: Narón (A Coruña)
del 25 al 28/FEBRERO. Teatro Principal: Santiago de Compostela
4/MARZO. Pazo da Cultura: Carballo: A Coruña.
11 y 12/MARZO. Teatro Jofre: Ferrol
1/ABRIL. Teatro Auditorio Centro Cultural Afundación: Vigo
9/ABRIL. Auditorio Municipal: Vilagarcía de Arousa (Pontevedra)
15/ABRIL. Teatro Principal: A Estrada (Pontevedra)
29/ABRIL. Auditorio de Milladoiro: Ames (A Coruña)
del 5 al 22/MAYO. Teatro Español: Madrid
28 y 29/MAYO. Teatro Principal: Ourense

Permaneceremos muy pendientes de esta lista, esperando que se amplíe próximamente. Por supuesto, así lo anunciaremos cuando ocurra. Y para terminar, hacemos públicas en la zona estas imágenes que tomamos prestadas de la página web de la productora, Teatro de Noroeste. Feliz espera. 



jueves, 31 de diciembre de 2015

|ZonaSaraCasasnovas| Balance de 2015


Sumamos un año más a la lista que vamos tejiendo desde tiempo atrás y que aglutina trozos de camino compartido, dispuestos a partir de la ilusión que despierta en nosotros el trabajo de Sara y que nos empuja siempre a vivirlo con la emoción naciente. En ese camino, no lo vamos a negar, no todo es siempre de color: hay sombras, que significan la falta de respaldo que en ocasiones encuentran los modestos proyectos -y no por ello carentes de calidad-, pero estas piedras que a veces se interponen en el camino del creador no convierten sino en más intenso el trayecto y hacen, en consecuencia, que vivamos nosotros, como público fiel, con más felicidad el éxito. Un éxito que no se traduce en cifras de taquillas ni en estatuillas, sino en una luz luminosa que no tiene comparación. Entendemos este éxito en términos de una piel traspasada profundamente por los hilos del talento, de la pasión generosa de una actriz que pone el corazón en lo que hace. Y en esa línea compartimos y andamos el camino, que nos deja siempre buenos frutos desde la siembra del buen hacer. Por eso seguimos cada año con orgullo desde esta zona, implicándonos y apostando por aquello en lo que creemos: el talento, la emoción, la sensibilidad de cada historia. Este es nuestro premio, que no puede ser más valioso: siempre nos da mucho más de lo que nos pide.

Llenos como estamos de todo lo bonito que recibimos de Sara Casasnovas, en un profesión en la que leemos sueño en letra inmensa, hacemos balance de un año precioso que nos toca despedir y cargamos la mochila de experiencias vividas y de propósitos para el próximo.

CINE
Hemos andado este 2015 dándole la mano al deseo compartido de que la voz de un sueño resuene, hemos aunado fuerzas para que el eco de "Tercer Grado" se sintiera en mucha partes. Geoffrey Cowper ideó, tras presenciar un hecho real, la vida en la ficción a una historia que le despertó sensaciones. Se rodeó de un equipo que dio forma a esta premisa dejándose parte de la piel en una película que nació desde la ilusión de hacer cine de verdad y que se desarrolló sin apoyos de ningún tipo, pero nunca vacía ni falta de lo más importante: el cariño y el talento de sus responsables. Desde aquí solo pudimos arroparla con el mismo amor cuando llegó a nosotros, porque los pasos que siguieran los marcábamos nosotros y de nosotros dependían. Hemos recorrido muchos lugares con Mía, el personaje al que Sara viste en este "Tercer grado", y la película en este éxito que alcanzó rompió límites y barreras. Celebramos, entre otros tantos, los premios en el San Diego Latino Film Festival (Santa Bárbara), en Long Island (Nueva York), en Atlanta, en el Festival Internacional de Sidney. Vivimos, dentro de este año, la alegría de su llegada a España, de su modesto estreno en las salas de nuestro país que nos permitió conocer la adrenalina provocada por este viaje de cine. Una auténtica experiencia a la que los de aquí también nos rendimos. No pudo ser de otra manera y festejamos también uno de los premios más bonitos en Fuengirola, el del público. Muy resumidamente, fueron estos algunos de los momentos felices que nos regaló la película.



TELEVISIÓN
Durante este año al que le quedan horas nos sumergimos también en las circunstancias de la falsa Mercedes Dantés. Ocurrió en televisión, dentro de la serie de éxito que emitió Antena 3 "Sin identidad". Fue breve pero intensa la presentación y el desarrollo de este personaje con final amargo que nos hizo volar alrededor de una historia fugaz que nos mantuvo enganchados. Aunque nos hubiera gustado bucear mucho más en la vida de la detective que escondía su auténtica identidad tras el nombre de Mercedes, agradecimos la oportunidad de encontrarnos con el talento de Sara de nuevo en la pantalla pequeña que, por fortuna o desgracia, es aquella que a más gente llega. Lo comprobamos con el aluvión de comentarios que dejaron en las redes los seducidos por este misterioso personaje.



UN VISTAZO A LO QUE VIENE...
Pero 2015 no sólo fue presenciar proyectos construidos ya ficción, no sólo fue saborear trabajos que ya volaban completos en nosotros,  2015 ha sido también el tiempo en el que hemos hecho despertar las ganas hacia historias nuevas. Y dentro de este segundo grupo, sentimos las ansias de conocer a "La chica del maletero": el primer cortometraje que dirige Sara Casasnovas y de cuya existencia supimos a principios de año, cuando todavía se estaba cocinando. Ahora avanzamos en esta ilusión y sabemos que muy pronto se despejarán las incógnitas, porque despegamos en esta felicidad tan especial que nos supone presenciar un trabajo que para Sara es tan personal.  2016, por eso, nos depara intensas emociones a partir de los trabajos que sabemos llegarán: porque también durante este año hemos sabido que la actriz rodaba Luciérnagas, un cortometraje que plantea interesantes dilemas desde un mundo sin electricidad, y Andrómeda, una ficción comprometida en la que se aborda la violencia de género.

  

Ya avisábamos a finales de año que el teatro también sería protagonista en 2016, y Sara ya lleva ensayando algún tiempo su próxima obra, que llegará a los escenarios el 15 de enero. "Palabras malditas" hará gira en Galicia hasta mayo, mes en que tomará el madrileño Teatro Español. Seguiremos muy de cerca el tránsito de esta obra que promete regalarnos muchas emociones, y ya deseamos asistir a la magia de Sara sobre las tablas. Un lujo.



Con la vista puesta en todo lo que viviremos, cargados de las emociones que este 2015 nos ha regalado y con el propósito de seguir asistiendo al crecimiento profesional de Sara -ahí siempre ocupamos primera fila-, continuamos avanzando... a vosotros os damos las gracias por compartir la pasión por el trabajo de Sara y apoyarlo desde aquí, con todo el amor que nos sugiere su verdad. Deseamos de corazón que el año que viene os llene de cosas bonitas ¡Nos leemos en 2016! Siempre atentos.