sábado, 25 de mayo de 2019

El amor de "Elisa y Marcela", ya en cines.

Por fin llegó el ansiado 24 de mayo para los que, con indescriptible emoción, aguardábamos esta fecha que suponía descubrir el amor de Elisa y Marcela a través de la mirada de Isabel Coixet. Para situarnos y partir de un lugar concreto, dedicaremos las líneas que vienen a darle forma al relato de manera resumida. Quienes decidan adentrarse en la vida de Elisa y Marcela descubrirán la historia real de dos mujeres gallegas que se amaron y consiguieron casarse en 1901: Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez Loriga se conocieron en A Coruña siendo adolescentes y aquel amor juvenil fue interrumpido en el momento en que los padres de la primera enviaron a Madrid a su hija. Sin embargo, el destino volvió a unirlas mas tarde, cuando fueron destinadas como maestras en su Galicia natal, a dos aldeas cercanas: Calo y Dumbría. Cada noche recorrían a pie los kilómetros que las separaban para encontrarse. Hasta que en 1901 deciden unirse en matrimonio. Para lograrlo, Elisa desafió las imposiciones de la época adoptando la identidad masculina de su fallecido primo Mario. 

Estos hechos acaecidos en la Galicia del Siglo XX suponen una vindicación del matrimonio homosexual y ponen en el centro la lucha y el tesón por las libertades individuales de un colectivo doblemente oprimido (mujeres homosexuales). Curioso -y bastante definitorio- que temas como los que plantea la película tengan una vigencia tan destacada y resulten, en esa línea, necesarias por todo lo que comportan. Resulta aterrador pensar que el acto de amar pueda ser objeto de discriminación y odio, llegando a causar tanto dolor. 


Elisa y Marcela son Natalia de Molina y Greta Fernández, pero a ellas se suman un equipo artístico maravilloso, compuesto por Lluís Homar, Manolo Solo, Tamar Novas, María Pujalte, Francesc Orella y nuestra querida Sara Casasnovas, dando vida a un personaje que tendrá un vínculo especial con Marcela. ¿Alguna conjetura? De momento, aquí van dos imágenes preciosas de Sara en la película: 




Sin querer desvelar nada más del contenido y con la intención de que vuele libre esta historia valiente en vuestros corazones, os animamos a que os asoméis a ella y, si os apetece, nos contéis. "Elisa y Marcela" se estrenó hoy en poquitas salas. Si tenéis la posibilidad, desde aquí abogamos siempre por la experiencia que supone adentrarse en la historia embriagados por el ambiente del cine: el olor, el sonido, la imagen constituyen una especie de ritual único y muy especial. Os dejamos el listado de cines, organizados por ciudades, en las que podéis encontrar la película estos días en cartelera:

  • MADRID: Cines Conde Duque Verdi Alberto Aguilera, Cines Verdi Madrid.
  • BARCELONA: Cinemes Verdi
  • GALICIA: Númax de Santiago, Multicines Norte de Vigo, Cantones de A Coruña, Xunqueira de Cee, Cinexpo de Pontevedra y Pontevella de Ourense.
  • MÁLAGA: Cine Albéniz.
Para quienes no habiten en algunas de estas ciudades; no hay de qué preocuparse. "Elisa y Marcela" se estrenará el 7 de junio (y de manera simultánea en 190 países) en la plataforma Netflix. Habrá que esperar a 2020 para que la película llegue a la televisión, donde se emitirá en las cadenas TVG, TV3, Canal Sur, Aragón TV, Castilla-La Mancha TV y Televisión de Canarias. ¡Oportunidades no faltan! ¡Así que no la dejes pasar y descubre el amor de "Elisa y Marcela"!


lunes, 11 de febrero de 2019

Ayer o Anteayer: un cortometraje sobre la incomunicación y los afectos

Desde que se estrenara "Ayer o anteayer", su vuelo ha sido imparable. Nos produce una alegría inmensa y nos invade, haciendo honor a la verdad, una sensación de justicia que responde a la trayectoria merecida que está teniendo este trabajo. Pareciera que los cortometrajes lleven en sí una mayor dificultad en lo que respecta, por un lado a la propia visibilidad del trabajo -es evidente que es un formato que no llega a tantos lugares como lo hace, por ejemplo, un largometraje- y perjudicase, unido a lo anterior, el reconocimiento en cuanto a la calidad del trabajo. Aún así y pese a todo, afortunadamente existen festivales en los que se valoran este tipo de formatos y se exhiben otorgándoles el peso y la importancia que merecen dentro del mundo audiovisual. Entendemos lo complicado que en tantas ocasiones resulta llevar un proyecto de determinadas características hasta el público, siendo en realidad este el fin último de cualquier cineasta desde el primer momento en que se enfrenta al boceto de su próximo proyecto. En cualquier caso, consideramos que empezar aludiendo a estas dificultades y poniendo en evidencia lo meritorio de trabajos que, más allá del formato en que están concebidos y por supuesto mucho más allá de su duración, están alcanzando cierto éxito entre el público que puede acceder a él.



Es el caso de "Ayer o anteayer", esta historia de hermanas marcada por esa dificultad que sostienen para expresar afecto, de esa incomunicación que entre ellas se produce dinamitando de algún modo la relación entre ambas; un corto orquestado por Hugo Sanz con Sara Casasnovas y Natalia Mateo como protagonistas. Desde que se presentara, "Ayer o anteayer" ha llegado a proyectarse en un sinfín de festivales. Entre ellos, los últimos en los que ha podido verse son el XIV Festival de Cine "Ciudad de La Solana 2018", el VII Festival Internacional de Cortometrajes del Raval "La mida no importa" o el Dumbo Film Festival de Nueva York. Atravesando fronteras, el cine se convierte en un idioma universal que llega a todos los lugares posibles... y lo hace porque hay algo tan honesto y verdadero en proyectos como este, que ocurre que pese a todo, exista algo común que nos mueve a los humanos; el lugar del planeta que nuestro cuerpo ocupa al final es anecdótico cuando hablamos de los sentimientos que nos definen como personas. No somos tan diferentes.

A la lista anterior, que viene precedida por otros festivales nacionales e internacionales, podemos ya sumar uno más que eleva el vuelo hasta EEUU, donde "Ayer o anteayer" se ha proyectado, muy recientemente, en el #DAMSFF de Boulder City. ¡Un arranque que, por fortuna, parece no encontrar aún pista de aterrizaje

Felices de saber que trabajos como este siguen su camino, llegando a cada vez mayor cantidad de público, queremos compartir la felicidad a través de este post que concluimos compartiendo el cortometraje en cuestión. Se cumplía un año del paso de Ayer o Anteayer por el Festival de Sevilla, donde se presentó como parte de la programación de la Sección Panorama Andaluz alzándose con el Premio Especial Rosario Valpuesta, y con motivo de ello, el programa de Canal Sur "Una de Cine", dedicó un espacio a la emisión del cortometraje al cual le precedió un pequeño debate en presencia de su productor Kiko Medina. ¡Maravilla que podamos disfrutar de esta obra de Hugo Sanz que nos trae no sólo un trabajo de categoría que nos lleva a reflexionar acerca de las relaciones familiares y de la necesidad de afecto, inherente a cualquier ser humano, sino una interpretación de Sara Casasnovas que incluimos en nuestro cajoncito de "parasiempres". Mantenemos ahí ese monólogo del que no queremos descubrir nada más... sólo véanlo.. ;)

No siempre es fácil acceder a estas pequeñas joyas y, desafortunadamente además, hay tan pocos espacios en los que podemos hallar este ratito dedicado a nuestras ficciones que encontrarlas supone un verdadero hallazgo que nos lleva hoy a compartir con toda la alegría que nos despierta este hecho. Con esto (¡y con la promesa de volver pronto!), nos despedimos por hoy. ¡Aquí va el vídeo!: